© 2019 LA ESCUELITA COSTA RICA.  Privacy policy link.

  • Facebook

Tel: 4703-0956 | Whatsapp: 6302-8668

Search
  • La Escuelita

Conociendo las soft skills de tu equipo a través del rol

Updated: Feb 20

por Juan Mollá


- Director de Juego: “Vienen multitud de enemigos y os rodean. Detrás vuestro únicamente hay un precipicio cuyo final no conseguís vislumbrar”.

- Tomás: “Debemos detenerlos, voy a sacar mi arco y apunto directamente al jefe enemigo. ¡Ayudadme!”

- Elena: “Genial, voy a sacar mi arma y a eliminar algunos enemigos para que tengas un tiro limpio”.

- Penélope: “¡Chao!” grita mientras se lanza al vacío dejando a su hermana y tío a merced de su destino.


El Rol siempre ha sido una afición marginal. Aquellos que solemos jugarlo disponemos de libros con multitud de estadísticas y palabras extrañas como “2D10” o “tirada forzada”; jugamos con unos dados muy raros que pueden llegar a tener 20 caras diferentes e incluso hay un jugador que suele tener una pantalla delante para que no vean qué hace o qué planea.


Una afición extraña, que requiere de una preparación por parte de los jugadores y que además trata de temas tan “frikis” como dragones, monstruos o los Primigenios encabezados por Cthulhu que despiertan para consumir el mundo en la locura, eliminando cualquier cordura que pueda quedar a la humanidad.


Y aún así, con todo lo extraño que tiene ver una partida de rol si no se conocen un poco sus entresijos, la afición no ha parado de crecer incluso con famosos que se han descubierto como auténticos apasionados del género. Ahí tenemos al actor Joe Manganiello, esposo de Sofía Vergara, que dispone de un espacio exclusivo en su casa para jugar partidas de Dungeons & Dragons e incluso dirige partidas de forma solidaria en hospitales para niños.




Pero no es el único: Vin Diesel (que tiene tatuado bajo el vientre el nombre de su personaje en D&D, Melkor), Judi Dench, Deborah Ann Woll, David Duchovny o Kevin Smith que es el Director de Juego de Matt Damon o Ben Affleck por ejemplo.


Una forma de ocio prácticamente marginal ha sufrido un crecimiento en popularidad e interés en los últimos años. Y todo esto, ¿cómo se enlaza en el mundo empresarial?

En el estudio de las habilidades más demandadas por las empresas realizado por LinkedIn este mismo año 2020 se lograron los siguientes resultados:




Centrándonos en las Soft Skills encontramos fundamentos básicos que los jugadores de rol deben disponer. Vamos a verlos punto por punto y comprobar cómo actúan en una partida:


Creatividad

En las partidas de rol hay una historia que puede ser creada por los jugadores o seguir una aventura predeterminada. De un modo u otro, en el Rol hay libertad para explicar cómo actúa tu personaje, por qué quieres que pase algo en concreto, en la creación de la historia personal... Únicamente hay que convencer al Director de Juego (Dungeon Master en D&D).


Hace poco, en una partida me encontré junto a mis compañeros frente a una zona llena de lodo donde dos trolls se bañaban. Justo estaban en medio del paso por lo que tuvimos que pensar cómo podríamos pasar sin ser advertidos. Así nos inventamos que dado que teníamos un personaje carpintero haríamos un troll de madera (al más puro estilo Caballo de Troya) para pasar y que dado que los trolls son no muy listos lo conseguiríamos.


Colaboración

Siempre hay situaciones complicadas en las partidas y momentos en los que trabajar juntos es vital para el éxito de la misión. Pero también hay espacio para que jugadores más individualistas hagan lo que quieran.


Una vez decidido el plan tuvimos que decidir qué materiales necesitaríamos y los encargados de buscar cada uno de ellos. Esta división de trabajos se realiza en grupo, ayudándonos los unos a los otros. Hubo por eso un jugador (un enano barbudo muy testarudo) que decidió no ayudar y simplemente ocultarse en las sombras para pasar.


Persuasión

Como indicaba, convencer al Director de Juego, ya sea consiguiendo forzar tiradas de dados o cambiar un punto de la historia. Y no únicamente eso, la habilidad Persuasión se encuentra en algunos juegos como en La Llamada de Cthulhu por lo que puedes utilizarla para lograr que un personaje (jugable o no jugable) haga algo que deseas.


Más allá de eso, la persuasión es clave para convencer a tus compañeros para realizar la siguiente acción en la partida.


Resulta ser que uno de los trolls era un poco (poco) más inteligente que su compañero (que seguía nadando en lodo muy feliz). Miraba nuestro “Troll de Troya” rascándose la barbilla hasta que nos preguntó qué hacíamos allá. Tras conversar todos decidimos persuadirle para que nos dejase pasar, es más, para que nos limpiase el camino dado que no queríamos ensuciarnos.


Ahí iniciamos una charla con él (interpretado por el Director de Juego y los jugadores decidiendo cada respuesta) con varias tiradas de habilidad y tratando de ser más listos que él. Acabamos con el troll tirado en el suelo para que no nos ensuciáramos los pies.


Adaptabilidad

Lo que ocurre en una escena puede cambiar rápidamente debido a fallos en las tiradas o malas decisiones. Únicamente la rápida capacidad de los jugadores en encontrar nuevas soluciones les ayudará a lograr su objetivo.


Creíamos que ya estaba todo hecho. Pero nuestro compañero enano decidió tirar todo nuestro trabajo por tierra al pasar tan tranquilo por encima del troll sin ningún tipo de disfraz o distracción.


El troll notó dos pequeños pies pasando por su espalda lo que le dio unas cosquillas terribles y giró sobre sí mismo, tirando y destrozando nuestro “Troll de Troya”. Todos nuestros planes, arruinados.


Inteligencia Emocional

Hay que “sentir” a tu personaje, actuar como él/ella y entender cómo se encuentran el resto de tus compañeros.


Una lucha se inició contra el troll, siendo la situación aún peor al unírsele el segundo que con tanto ruido había decidido dejar de nadar en lodo. La lucha fue muy intensa, pero quiero destacar un momento en particular en el que el enano quedó atrapado debajo del pie de uno de los trolls.


En este momento, con el equipo enfadado por su actitud, podríamos haber dejado que su personaje muriera aplastado. Pero decidimos que la falta de lógica en sus acciones debía deberse a demasiadas horas en la taberna antes de iniciar nuestra aventura. Y lo salvamos.

Esto no significa que otro grupo le hubiera dejado morir o sufrir un poco más. Pero nuestro grupo quiso ayudar a este compañero en su peor momento.


Ahora, como lector, imagine ver a su equipo realizando una aventura. O a un grupo nuevo en la empresa o departamento. Seguro que ha encontrado los paralelismos con las habilidades necesarias en el día a día de su negocio. Imagine todo lo que puede aprender y extraer de ellos y ellas en una sesión de rol.


En Gamification 4 Business dedicamos una sesión a aprender y jugar una sesión de rol. Para entender cómo funciona y descubrir una manera maravillosa de conocer mejor a nuestros compañeros y sus habilidades.

¡Les espero!

19 views